Un corazón de cerdo modificado salva a un paciente con insuficiencia cardíaca

xenotransplante

Un corazón de cerdo modificado salva a un paciente con insuficiencia cardíaca, el 12 de diciembre, cirujanos del Hospital Universitario de Maryland, en EE.UU., hicieron historia. 

Transplantaron un corazón de cerdo modificado genéticamente a un humano. El paciente, David Bennett, de 57 años, tenía insuficiencia cardíaca terminal. No había corazones humanos compatibles para él. Por eso, se apuntó a este ensayo clínico pionero. Podría salvar la vida de miles de personas que esperan un órgano donante.

La empresa Revivicor modificó el corazón de cerdo. Quitó un gen que produce una proteína. Esta proteína causa el rechazo inmunológico en los humanos. Además, el órgano se trató con una solución. Esta solución reduce el riesgo de coagulación sanguínea y de infección por virus porcinos. Los médicos dicen que el transplante fue exitoso. El paciente se recupera bien, pero sigue en cuidados intensivos y bajo vigilancia.

Este avance es una esperanza para los pacientes con insuficiencia cardíaca. Esta condición afecta a unos 26 millones de personas en el mundo. Tiene una alta mortalidad. Hay pocos donantes de corazón humano. Muchos pacientes mueren antes de recibir un transplante.

Por eso, los científicos investigan desde hace décadas el uso de órganos de animales, sobre todo de cerdos. Los cerdos tienen un tamaño y una anatomía parecidos a los humanos. Pero hay muchos problemas técnicos y éticos. Esta práctica se llama xenotrasplante.

David Bennett es el primero de cuatro pacientes del ensayo clínico. La FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU.) y un comité de ética independiente lo aprobaron. Los investigadores quieren demostrar la seguridad y la eficacia de los corazones de cerdo modificados en humanos. También quieren hacer ensayos con otros órganos, como riñones, hígados o pulmones. Si los resultados son positivos, el xenotrasplante podría ser una solución para la crisis de donación de órganos. Esta crisis afecta a muchos países y se ha empeorado por la covid-19.