La polémica victoria del Real Madrid ante el Almería que le mantiene líder de LaLiga

vinicius-jr

El Real Madrid logró una agónica remontada por 3-2 ante el Almería, el colista de LaLiga, en un partido marcado por las polémicas decisiones arbitrales y el uso del VAR. El equipo de Carlo Ancelotti sufrió más de lo esperado para mantener el liderato, a dos puntos del Girona y a siete del Barcelona.

Un inicio desastroso para el Madrid

El partido no pudo empezar peor para el Madrid, que encajó un gol a los 39 segundos de juego. Una buena combinación del Almería acabó con un disparo cruzado de Largie Ramazani que batió a Thibaut Courtois. El equipo rojiblanco, que llegaba al Bernabéu como el último clasificado, sorprendió con su presión alta y su valentía.

El Madrid, que salió con un once de gala, no encontraba la forma de superar la doble línea de cuatro del Almería, que se mostraba muy ordenado y compacto. Los silbidos de la afición madridista se hicieron oír ante la falta de ideas y de intensidad de los locales. El Almería, por su parte, aprovechaba los espacios para crear peligro.

Al borde del descanso, el Almería amplió su ventaja con un golazo de Edgar González, que se sacó un potente disparo desde fuera del área que se coló por la escuadra. El 0-2 dejaba al Madrid en una situación crítica y al Almería con la ilusión de lograr una gesta histórica.

La reacción del Madrid y el protagonismo del VAR

En la segunda parte, Ancelotti movió el banquillo y realizó tres cambios que cambiaron la cara del equipo. Entraron Vinicius, Bellingham y Carvajal por Hazard, Casemiro y Nacho. El Madrid salió con otra actitud y empezó a asediar la portería de Fernando. El Almería se replegó y trató de aguantar el resultado.

A los 54 minutos, el Madrid recortó distancias con un gol de penalti de Bellingham, que había provocado la pena máxima por una mano de Kaiky. El VAR confirmó la decisión del árbitro, Francisco José Hernández Hernández, que empezó a ser el protagonista del partido.

Poco después, el Almería marcó el 1-3 por medio de Lopy, pero el gol fue anulado por una falta previa sobre Bellingham en el centro del campo. El VAR volvió a intervenir y anuló el tanto, ante las protestas del equipo visitante, que consideró que la acción era legal.

El Madrid se vio beneficiado por el VAR y se lanzó a por el empate. A los 68 minutos, lo consiguió con un gol de Vinicius, que remató un centro de Brahim Díaz. El árbitro anuló el gol por una supuesta mano del brasileño, pero el VAR rectificó y dio por válido el tanto, al considerar que el balón le había dado en la manga.

El 2-2 animó al Madrid, que buscó la remontada con insistencia. El Almería se defendió con uñas y dientes, pero no pudo evitar el gol de la victoria madridista. A los 88 minutos, Carvajal empujó a la red un balón que le había quedado a Bellingham tras un cabezazo de Brahim. El VAR revisó la jugada, pero no encontró nada ilegal.

Un final polémico y una victoria de campeón

El 3-2 desató la euforia en el Bernabéu y la indignación en el Almería, que se sintió perjudicado por el arbitraje y el VAR. El equipo de Rubén de la Barrera reclamó varias acciones que consideró injustas, como un posible penalti de Militao sobre Ramazani, una mano de Vinicius en el área o una falta de Bellingham sobre Lopy.

El Madrid, por su parte, celebró una victoria de campeón, que le permite seguir al frente de LaLiga, a pesar de su mal juego y de su sufrimiento. El equipo de Ancelotti demostró carácter y fe para remontar un partido que se le había puesto muy cuesta arriba. El Almería, en cambio, se quedó con la sensación de haber merecido más y de haber sido víctima de una polémica arbitral.