El trágico final de Camille Muffat, la campeona olímpica que soñaba con vivir

Camille-Muffat

Camille Muffat fue una de las mejores nadadoras de la historia de Francia. Ganó tres medallas en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, batió varios récords mundiales y europeos y se retiró a los 24 años para disfrutar de la vida. Sin embargo, su destino le tenía reservado un trágico final: el 9 de marzo de 2015, murió en un accidente de helicóptero en Argentina, junto con otros nueve participantes de un programa de telerrealidad.

Una carrera brillante

Camille Muffat nació el 28 de octubre de 1989 en Niza, en el sur de Francia. Desde pequeña mostró su pasión y talento por la natación, y se unió al club de su ciudad, el Olympic Nice Natation. Allí entrenó bajo la dirección de Fabrice Pellerin, quien la convirtió en una de las mejores especialistas en las pruebas de estilo libre.

Su debut internacional fue en el Campeonato Europeo de Natación de 2006, donde ganó una medalla de bronce en los 200 metros libre. Dos años después, participó en sus primeros Juegos Olímpicos, en Pekín 2008, donde quedó quinta en los 400 metros libre y séptima en los 200 metros libre.

Su consagración llegó en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, donde se colgó tres medallas: oro en los 400 metros libre, plata en los 200 metros libre y bronce en el relevo 4×200 metros libre. Además, batió el récord olímpico en los 400 metros libre, con un tiempo de 4:01.45, y el récord europeo en los 200 metros libre, con un tiempo de 1:55.58.

En total, Camille Muffat ganó 10 medallas en campeonatos mundiales (cuatro de oro, tres de plata y tres de bronce) y 13 medallas en campeonatos europeos (seis de oro, cuatro de plata y tres de bronce). También estableció cuatro récords mundiales y seis récords europeos en diferentes pruebas y distancias.

Una decisión sorprendente

En julio de 2014, Camille Muffat anunció su retirada de la natación profesional, con solo 24 años. La decisión sorprendió al mundo del deporte, ya que la nadadora estaba en plena forma y tenía muchas opciones de seguir cosechando éxitos. Sin embargo, ella explicó que quería dedicarse a otras cosas, como estudiar, viajar y pasar más tiempo con su familia y amigos.

“Me voy sin arrepentimientos, he vivido cosas extraordinarias. He tenido la suerte de tener una carrera deportiva muy bonita, pero también quiero vivir otras cosas”, declaró en una entrevista con la cadena francesa TF1.

Camille Muffat confesó que había perdido la motivación y la pasión por la natación, y que se sentía cansada de la presión y la rutina de los entrenamientos y las competiciones. También admitió que había tenido algunos desacuerdos con su entrenador, Fabrice Pellerin, y que necesitaba un cambio de aires.

“Me di cuenta de que no tenía ganas de volver a entrenar, de volver a sufrir, de volver a estar sola en mi habitación. Quería hacer otras cosas, ver a otras personas, descubrir otras cosas”, dijo.

Un trágico final

En febrero de 2015, Camille Muffat aceptó participar en el programa de telerrealidad “Dropped”, producido por la cadena francesa TF1. El programa consistía en dejar a varios deportistas famosos en lugares remotos y hostiles del mundo, donde tenían que sobrevivir y encontrar el camino de regreso a la civilización.

El programa se grababa en Argentina, y contaba con la participación de otros deportistas franceses como el boxeador Alexis Vastine, la navegante Florence Arthaud, el futbolista Sylvain Wiltord, el ciclista Jeannie Longo, el patinador Philippe Candeloro y el snowboarder Anne-Flore Marxer.

El 9 de marzo de 2015, cuando el programa llevaba una semana de rodaje, se produjo una terrible tragedia. Dos helicópteros que transportaban a los participantes y al equipo técnico chocaron en el aire cerca de la localidad de Villa Castelli, en la provincia de La Rioja. No hubo supervivientes. Entre las diez víctimas mortales se encontraban Camille Muffat, Alexis Vastine y Florence Arthaud.

El accidente conmocionó a Francia y al mundo del deporte, que perdía a tres de sus campeones. El presidente francés, François Hollande, expresó su “inmensa tristeza” y rindió homenaje a los fallecidos. La cadena TF1 canceló la emisión del programa y abrió una investigación para esclarecer las causas del siniestro.

Camille Muffat fue enterrada el 25 de marzo de 2015 en su ciudad natal de Niza, donde recibió un emotivo adiós de su familia, sus amigos y sus compañeros de la natación. Su padre, Guy Muffat, recordó “la sonrisa discreta y la mirada brillante” de su hija, que abandonó las piscinas para vivir, pero que encontró la muerte al querer vivir.