El PSOE denuncia el apaleamiento y quema de un muñeco de Pedro Sánchez en Ferraz en nochevieja

muñeco-pedro-sanchez

El PSOE ha presentado una denuncia ante la Fiscalía General del Estado por el apaleamiento y quema de un muñeco que representaba al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, frente a la sede del partido en la calle Ferraz de Madrid, en la noche del 31 de diciembre. El PSOE considera que se trata de un delito de odio y de amenazas, y pide que se identifique y se sancione a los responsables de este acto de violencia y de humillación.

¿Qué ocurrió en Ferraz en nochevieja?

Según las imágenes difundidas por las redes sociales, un grupo de personas, algunas con la cara tapada y otras con banderas de España, se congregó frente a la sede del PSOE en la noche de fin de año, portando un muñeco vestido con un traje y una corbata roja, que simulaba ser Pedro Sánchez.

Los manifestantes, que gritaban consignas contra el Gobierno y la amnistía, golpearon al muñeco con palos, patadas y puñetazos, y le arrancaron la cabeza y las extremidades. Luego, rociaron al muñeco con un líquido inflamable y le prendieron fuego, mientras celebraban el inicio del año nuevo con cava y confeti.

El acto vandálico duró unos minutos, y no hubo presencia policial ni de los bomberos. Tampoco hubo ninguna reacción por parte de los responsables del PSOE, que se encontraban celebrando la nochevieja en sus domicilios o en otros lugares. El muñeco quemado quedó abandonado en la acera, junto a los restos de la hoguera y los carteles con mensajes ofensivos contra el presidente del Gobierno.

¿Qué ha dicho el PSOE al respecto?

El PSOE ha condenado con rotundidad el apaleamiento y quema del muñeco de Pedro Sánchez, y lo ha calificado de “acto deleznable, intolerable y antidemocrático”.

El secretario de Organización del PSOE, Santos Cerdán, ha anunciado que el partido ha presentado una denuncia ante la Fiscalía General del Estado, al considerar que se trata de un delito de odio y de amenazas, que atenta contra la dignidad y la integridad del presidente del Gobierno y del líder del PSOE.

Cerdán ha pedido que se investigue lo ocurrido y que se identifique y se sancione a los responsables de este acto de violencia y de humillación, que ha calificado de “fascista y terrorista”.

Asimismo, ha exigido al resto de fuerzas políticas que condenen este hecho y que se desmarquen de los discursos de odio y de confrontación que alimentan este tipo de conductas. Cerdán ha afirmado que el PSOE no se va a dejar intimidar por estos actos, y que va a seguir trabajando por la convivencia, la democracia y el progreso de España.

¿Qué reacciones ha habido por parte de otros partidos y de la sociedad?

La quema del muñeco de Pedro Sánchez en Ferraz ha generado una gran indignación y rechazo por parte de otros partidos políticos y de la sociedad civil, que han expresado su solidaridad con el presidente del Gobierno y con el PSOE, y han condenado este acto de violencia y de odio. Entre las voces que se han pronunciado al respecto, se encuentran las de:

  • El vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, que ha calificado el hecho de “intolerable y repugnante”, y ha dicho que “no hay democracia sin respeto a las instituciones y a las personas que las representan”.
  • La portavoz del Gobierno y ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez, que ha mostrado su “repulsa y condena” por el acto, y ha dicho que “no hay lugar para el odio ni para la violencia en nuestra democracia”.
  • El líder de Más País, Íñigo Errejón, que ha tildado el hecho de “aberrante y peligroso”, y ha dicho que “hay que defender la democracia frente a los que la quieren destruir”.
  • El líder del PNV, Andoni Ortuzar, que ha expresado su “solidaridad y apoyo” al presidente del Gobierno y al PSOE, y ha dicho que “estos actos no caben en una sociedad democrática y civilizada”.
  • El líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, que ha manifestado su “rechazo y condena” por el acto, y ha dicho que “no se puede tolerar ningún tipo de violencia ni de amenaza contra ningún representante político”.
  • El líder del PP, Pablo Casado, que ha mostrado su “repudio y condena” por el acto, y ha dicho que “no hay cabida para el odio ni para la violencia en nuestra democracia”.
  • El líder de Vox, Santiago Abascal, que ha sido el único que no ha condenado el acto, y que ha dicho que «no hay que dramatizar ni criminalizar a los españoles que se manifiestan pacíficamente contra el Gobierno traidor y sus socios golpistas».