Alerta por el aumento de la gripe en España en plena pandemia de COVID-19

una-mujer-resfriada-gripe-gsc1

España se enfrenta a un doble desafío sanitario este mes de enero: la quinta ola de COVID-19 y el incremento de los casos de gripe, una enfermedad que había pasado casi desapercibida en la temporada anterior debido a las medidas de prevención y al confinamiento. Según el último informe del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), la tasa de incidencia de enfermedades respiratorias agudas en Atención Primaria se sitúa en 908,6 casos por 100.000 habitantes, lo que supone un aumento del 12,7 por ciento con respecto a la semana anterior. Alerta por el aumento de la gripe en España en plena pandemia de COVID-19, además, la tasa de positividad de la gripe ha aumentado al 25 por ciento, mientras que la de la COVID-19 se ha elevado al 13,6 por ciento.

¿Qué factores explican este repunte de la gripe?

La gripe es una infección viral que se transmite por el aire o por el contacto con superficies contaminadas. Los síntomas más comunes son fiebre, tos, dolor de garganta, dolor de cabeza, dolores musculares y malestar general. La gripe suele tener una duración de una semana y se resuelve sin complicaciones en la mayoría de los casos, pero puede causar neumonía, bronquitis, sinusitis, otitis y otras infecciones bacterianas en personas vulnerables, como los mayores de 65 años, los niños, las embarazadas, los enfermos crónicos y los inmunodeprimidos.

Los expertos señalan varios factores que podrían explicar el aumento de los casos de gripe en España este mes de enero

  • La relajación de las medidas de prevención contra la COVID-19 durante las fiestas navideñas, que ha favorecido la movilidad y el contacto social entre personas de diferentes grupos de edad y procedencia.
  • El descenso de las temperaturas, que propicia que las personas permanezcan más tiempo en espacios cerrados y con menor ventilación, facilitando la transmisión de los virus respiratorios.
  • La pérdida de inmunidad natural frente a la gripe, debido a la baja circulación del virus en la temporada anterior y a la menor cobertura vacunal, especialmente entre los grupos de riesgo.
  • La posible circulación de nuevas variantes del virus de la gripe, que podrían ser más contagiosas o virulentas que las anteriores, aunque todavía no hay evidencia científica al respecto.

¿Qué medidas se están tomando para controlar la situación?

Ante este escenario, las autoridades sanitarias han lanzado un mensaje de alerta y han pedido a la población que extreme las precauciones para evitar la propagación de la gripe y la COVID-19. Entre las medidas que se recomiendan se encuentran:

  • Mantener la distancia de seguridad, el uso de mascarilla y la higiene de manos, tanto en espacios públicos como privados.
  • Ventilar frecuentemente los espacios cerrados y evitar las aglomeraciones y las actividades de riesgo.
  • Acudir al médico de familia o al centro de salud si se presentan síntomas compatibles con la gripe o la COVID-19, y seguir las indicaciones de los profesionales sanitarios.
  • Aislar a los casos confirmados o sospechosos y realizar un seguimiento de sus contactos estrechos, para cortar la cadena de transmisión.
  • Vacunarse contra la gripe y la COVID-19, especialmente si se pertenece a alguno de los grupos de riesgo o se convive con ellos. La vacunación es la medida más eficaz para prevenir las complicaciones y las muertes por estas enfermedades.

¿Qué consecuencias puede tener la coexistencia de la gripe y la COVID-19?

gripe-vacunacion Alerta por el aumento de la gripe en España en plena pandemia de COVID-19

La coexistencia de la gripe y la COVID-19 puede tener consecuencias graves tanto para la salud individual como para la salud pública. Por un lado, ambas enfermedades pueden causar síntomas similares, lo que dificulta el diagnóstico y el tratamiento adecuados. Por otro lado, ambas enfermedades pueden provocar una mayor demanda asistencial y una mayor presión sobre el sistema sanitario, que ya se encuentra al límite por la pandemia. Además, ambas enfermedades pueden interactuar entre sí y aumentar el riesgo de complicaciones y mortalidad, especialmente en las personas con factores de riesgo o con coinfección. Alerta por el aumento de la gripe en España en plena pandemia de COVID-19.

Por todo ello, es fundamental que la población tome conciencia de la situación y colabore con las medidas de prevención y control de la gripe y la COVID-19. Solo así se podrá frenar la curva de contagios y proteger la salud de todos. 💪